La Histaminosis o síndrome de HANA “Histaminosis Alimentaria No Alérgica”, como nos explicaron los ponentes en el V congreso de la SAEIA, es una enfermedad donde los síntomas no solo son muchos y variados, sino que además, son tan diferentes que es difícil pensar que están relacionados entre sí, y mucho menos que son debidos a la ingesta de alimentos.

Un síntoma solo, independiente, no indica que padezcas histaminosis, sino que suelen confluir varios de ellos al mismo tiempo, normalmente de tres a cinco, de ahí que se considere que: el síndrome de HANA, es una enfermedad muy frecuente, emergente, multisistémica y no bien conocida, de ahí su difícil diagnóstico.

Estos síntomas son:

• Cefaleas.
• Fatiga muscular crónica.
• Olvidos momentáneos.
• Alteraciones del ritmo cardíaco.
• Contracturas musculares recidivantes.
• Cambios de temperatura.
• Dermatitis y urticaria crónica.
• Deshidrataciones intervertebrales.
• Sequedad de piel.
• Estreñimiento y/o diarrea.
• Distensión abdominal.
• Retención de agua.
• Dolores articulares y musculares.
• Hiperactividad.
• Túnel carpiano.
• Tendón rotuliano.
• Abortos de repetición e infertilidad.
• Acúfenos.
• Fibromialgia.
• Dolor por presión.

Aunque siguen apareciendo cada día más síntomas relacionados con HANA.

 

Nota: La información ofrecida no tiene como intención diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Tampoco tiene como intención reemplazar una consulta médica.