Cocinando con histaminosis
VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

Hoy traemos otro magnifico articulo, escrito por  la Dra. Mercedes Lopez Jimenez, donde nos  explica de forma detallada lo importante que es para los que tenemos histaminosis a la leche, así como los que tienen intolerancia a la misma, el tener en cuenta los aditivos que existen en todos los alimentos procesados y la necesidad de evitarlos para nuestra salud.

Muchas gracias Mercedes por tu ilustrativo articulo.

 

LECHE HASTA EN LA SOPA

 
En la mayoría de pacientes con Histaminosis alimentaria, el alimento que más se repite es la leche animal.

Al retirar la leche y todos sus derivados tenemos que retirar de la dieta la leche de vaca, oveja, cabra, búfala y yegua. Cuando digo todas es todas las leches animales, además de todos sus derivados como quesos, batidos, yogures (incluido por supuesto los yogures enriquecidos con probióticos), helados, zumos con leche, nata. Más o menos esto lo entienden y reconocen todos los pacientes y los evitan.

Pero además es conveniente eliminar de la dieta todos aquellos alimentos en los que en su composición aparezca alguna proteína láctea. Puede aparecer indicado como:
– Leche
– Proteínas lácteas
– Lactosa
– Ácido láctico (E-270)
– Caseína
– Caseinato (H-4511, H-4512)
– Riboflavina (E- 101)
– Lactoflavina
– Lactato de sodio (E-325)
– Lactato de potasio (E-326)
– Lactato de calcio (E-327)
– Esteres de ácido láctico de mono y diglicéridos (E-472-b)
– Estabilizante E-478 (es una combinación de ácido láctico, glicerol, propanodiol y grasas naturales)
– Estearoil lactilato de sodio (E-481)
– Estearoil lactilato de calcio (E-482).

Esto complica un poco más la situación, ya que es muy frecuente cometer el error de tomar alguno de los alimentos que contienen cualquiera de estos componentes sin sospecharlo. Alimentos en los que no se suele sospechar que van estas proteínas: PAN, CHACINAS y CARNES.

En casi cualquier producto manufacturado es frecuentísimo encontrarlas, incluido en las sopas de sobre, ahí está casi siempre, los caldos comprados, también está con mucha frecuencia, aunque no siempre, las pastillas de caldo, casi todas, las patatas de paquete y cualquier snack, suele contenerlo, los panes, las galletas, bizcochos o magdalenas casi siempre.

Sería muy interesante que la persona que está leyendo esta entrada se vaya a la cocina y busque entre los productos que tiene en el frigorífico cuantos son derivados lácteos, cualquier tipo de los que he nombrado anteriormente, vamos a hacer una lista con los más habituales:

– Leche líquida, ya sea de vaca, cabra u oveja
– Leche en polvo animal (vaca, cabra u oveja), últimamente se está comercializando en esta forma la leche de yegua también
– Yogurt realizado con leche de cualquier animal (vaca, cabra u oveja)
– Queso, ya sea fresco, curado o semicurado, en lonchas, en rulo, en triangulitos, de untar… de leche de cualquier animal (vaca, cabra, oveja, búfala)
– Nata de leche animal
– Cuajada
– Helado de leche animal
– Batido de leche animal
– Zumo con leche animal

¿Cuántos han sido?:
– Menos de cinco
– Más de cinco

Ahora coja cualquier producto manufacturado del frigorífico y compruebe si contiene alguna de las proteínas o azúcares derivados de la leche, o en forma de aditivo, los famosos E de los que hablaba anteriormente.

¿Cuántos han sido?:

– Menos de cinco
– Más de cinco

Ahora vayamos a la despensa, alacena o mueble de cocina donde guardamos los alimentos que no necesitan refrigeración, vamos a mirar todo el etiquetado y contar cuantos productos tenemos guardados (sin necesidad de frío) que contienen leche o cualquiera de las proteínas o aditivos relacionados:

¿Cuántos han sido?:

– Menos de cinco
– Más de cinco

Y en total sumando los tres grupos ¿cuántos productos con leche tiene en su casa?

– Menos de QUINCE
– Más de QUINCE

Y ¿cuántos años lleva tomando el mismo tipo de alimentación?

Si me dice toda la vida, entonces tendré que preguntar ¿cuántos años tiene?

No conozco nadie que me haya contestado que tuviese ni siquiera 10 productos de este tipo en su casa hace 30 años, pero si más de quince ahora.

Hace unos 25 años es cuando comenzaron a aumentar el número de productos lácteos en las casas y el aumento progresivo de utilizar partes de la leche como aditivos.

Fuente: Dra. Mercedes López Jiménez. Medico especializada en medicina familiar y comunitaria.
web: misintoleranciasalimentarias.com

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

 

 

 

Intolerancias alimentarias, histaminosis “HANA”.-
En la actualidad las intolerancias alimentarias están en auge.
El organismo puede reaccionar de diferentes formas frente a un alimento:
a) puede tener una reacción normal frente a este,
b) puede comportarse como si fuera algo extraño formando anticuerpos IgE, esto serían las reacciones alérgicas alimentarias,
c) puede reaccionar formando anticuerpos de memoria IgG, estas serían las intolerancias clásicas conocidas hasta ahora,
d) y por último, puede haber una reacción histamino liberadora, tras la ingesta del alimento, esta sería el síndrome HANA o Histaminosis Alimentaria no Alergénica, este tipo de intolerancia puede ocurrir con cualquier alimento.
La histaminosis o síndrome de HANA (Histaminosis Alimentaria No Alérgica) es una patología bastante compleja, cada vez más frecuente; se desarrolla de una manera lenta, cursa con muchos síntomas a la vez, que aparentemente no están relacionados, ocasionando el deterioro paulatino de la salud del paciente. Eso hace que sea complicado su diagnóstico.

Síntomas que se relacionan con la histaminosis:

• Migrañas.
• Hinchazón abdominal después de comer.
• Diarreas.
• Fatiga muscular crónica.
• Síntomas fibromiálgicos.
• Calambres musculares.
• Disregulación de las secreciones (saliva, lágrimas, flujo vaginal).
• Dolor por presión.
• Insomnio.
• Piel seca, piel atópica.
• Deshidratación intervertebral.
• Estreñimiento.
• Etc.

Y para el tratamiento de la misma, la herramienta fundamental con la que contamos es: “LA DIETA“.

La histaminosis se produce por el acúmulo de histamina en los distintos tejidos de nuestro organismo.

¿Y qué es la histamina?:
La histamina es una molécula biológica (amina) imprescindible para la vida, ya que su presencia es necesaria para muchas funciones en nuestro organismo, como por ejemplo el ser estimulante de la secreción ácida en el estómago; también interviene en la respuesta local del sistema inmune, actúa como neurotransmisor, es moduladora en la inflamación, el dolor, regula el equilibrio del agua en los tejidos y forma parte de los mediadores que se liberan en las reacciones alérgicas, etc., y por lo tanto, sin ella no sería posible la vida.

Partimos de la base de que cualquier alimento puede producir histaminosis, no siempre suelen producirla aquellos alimentos que consumimos con más frecuencia, pero si aquellos que hemos consumido desde la infancia. Por ello suelen ser más frecuentes las histaminosis por leche (lácteos), trigo y huevo. Esto tiene un problema añadido, y es que dichos productos se encuentran como aditivos en un gran número de alimentos elaborados por la industria. De ahí la gran complejidad a la hora de elaborar las recetas.

Hay que diferenciar distintos tipos de histaminosis en función del origen de la histamina:

Histaminosis exógenas: Es cuando la histamina procede de los alimentos.
A. Histaminosis tóxica: Esta se produce cuando los alimentos no han sido bien conservados y/o elaborados, lo que produce un aumento de histamina en los mismos. Pondremos como ejemplo las reacciones agudas que se suelen dar al mismo tiempo en un grupo de una población (bodas, reuniones, etc.).
B. Histaminosis enteral: Esta se produce cuando el intestino no es capaz de desactivar la histamina que contienen todos los alimentos.

Histaminosis endógenas: En este caso, la histamina procede del propio organismo, la cual se libera en respuesta al consumo de determinados alimentos y se pueden dar dos casos:
A. Reacción alérgica: En esta se produce un anticuerpo IgE y la histamina seria uno de los mediadores liberados en dicha reacción. Esta se produce de forma casi inmediata tras la ingesta del alimento, y cuya intensidad va desde una simple urticaria hasta la muerte por shock anafiláctico.
B. Histaminosis no alérgica (HANA): En este caso, se produce una liberación desproporcionada tras la ingesta del alimento después de atravesar la mucosa digestiva. La intensidad y evolución de los síntomas no es tan rápida y no compromete la vida pero si ocasiona un gran polimorfismo de síntomas.
También nos encontramos con que se produce liberación de histamina por otros factores como pueden ser: Estrés, exposición a radiaciones electromagnéticas, elevada carga toxica en el organismo, exposición prolongada al sol, cambios de presión y temperaturas, infecciones,disbiosis intestinales etc., produciendo en el paciente empeoramiento de los síntomas ya existentes e incluso recaídas.

Otra cosa a tener en cuenta en el síndrome de HANA, es que la dieta terapéutica a seguir tiene que ser controlada siempre por un profesional. No podemos caer en el error de dejar de consumir los alimentos que nos producen el problema y pensar que así se soluciona, ya que como hemos dicho anteriormente, es una enfermedad muy compleja, en la que confluyen muchos factores y por ello su seguimiento siempre le corresponde a un profesional, para evitar que se produzca descompensación en el paciente.

Nota: La información ofrecida no tiene como intención diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad. Tampoco tiene como intención reemplazar una consulta médica.

Fuente: Sociedad Andaluza para el Estudio de Intolerancias Alimentarias. http://www.saeia.es/.
Fuente: Dra. Isabel Pajares Bernaez. Medicina Integral.

 

logo_SAEIA

 

PROGRAMA DEL CONGRESO A CELEBRAR EL PROXIMO DIA 8 DE NOVIEMBRE 2014

SEDE: Teatro Hogar “Virgen de los Reyes”

C/ Fray Isidoro de Sevilla, s/n – Sevilla
09:30 h Bienvenida y apertura
Ilma. Sra. Dña. M. Dolores de Pablo-Blanco Oliden,
Teniente de Alcalde delegada de Familia, Asuntos Sociales
y Zonas de Especial Actuación del Exmo. Ayto. de Sevilla.
09:40 h Conferencia magistral
ACTUALIZACIÓN SOBRE HISTAMINOSIS, SITUACIÓN
ACTUAL Y NUEVAS PERSPECTIVAS.
Dr. Félix López Elorza
Presidente de la SAEIA
10:20 h Coloquio
10:40 h Descanso
11:00 h Mesa Redonda
REVISIÓN DE ALGUNOS ASPECTOS SOBRE LA LECHE.
Moderador: Dr. Joaquín Mateo Cañas
11:05 h Breve introducción sobre el consumo humano de leche.
Dr. Francisco Rebollo
Bioquímico Clínico del laboratorio Lab-Sur (Sevilla).

11:20 h Histaminosis e intolerancia a la lactosa: nuestra experiencia.
Dr. José María Mesa
Medicina Interna Hospital Victoria Eugenia (Sevilla).

11:45 h Pautas de actuación cuando los lácteos son un problema en la población pediátrica.
Prof. Dr. Federico Argüelles
Profesor titular de Pediatría de la Universidad de Sevilla..

 

12:20 h Osteoporosis y remodelamiento óseo.

Prof. Dr. Juan Miguel Guerrero
Catedrático de Bioquímica de la Universidad de Sevilla.

12:40 h Problemática nutricional para preparar dietas exentas de lácteos.
Dña. Maite Zudaire
Nutricionista y coordinadora de alimentación de Eroski Consumer.

13:00 h Coloquio.
13:40 h Descanso (comida libre)
16:00 h Asamblea General de Socios de la SAEIA

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

Los Hidratos de Carbono también se conocen con el nombre de Glucidos, Carbohidratos o Azucares.

En la alimentación humana constituyen la principal fuente de energía ya que el 50-60% debe ser suministrada por los carbohidratos.

Ademas de la función energética también tienen otras funciones:

-Función plástica, formando parte de tejidos fundamentales para el organismo

-Función de reserva

-Función de impedir que el organismo utilice las proteínas como sustancias energéticas.

Se encuentran distribuidos mayoritariamente en los vegetales, excepto en los aceites, y son bastantes escasos en alimentos de origen animal, aunque también los podemos encontrar en la leche.

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

Hay distintas patologías debidas a la intolerancia o la malabsorcion de los carbohidratos, entre ellos tenemos:

  • Intolerancia a la lactosa.

  • Intolerancia a la fructosa.

  • Celiaquia.