09

 

Cuando hagas verduras a la plancha, o espárragos, o champiñones; cuando rehogues, poches, o hagas un sofrito con verduras, échales la sal al final, cuando ya estén prácticamente hechas, así conseguirás que no suelten tanta agua y con ella sus sales, y también evitaras que se queden más resecas, quedando más en su punto, e igualmente cogen la sal y te quedaran más sabrosas.